Acerca de Energía Solar

Ventajas de la energía fotovoltaica

Energía solar fotovoltaica es una de las fuentes de energía renovable más prometedoras del mundo. En comparación con las fuentes no renovables como el carbón, gas, petróleo y nuclear, las ventajas son claras: es totalmente no contaminante, no tiene partes móviles que se dañen y no requiere mucho mantenimiento. Una característica muy importante de generación de energía fotovoltaica es que no requiere una instalación a gran escala. Los sistemas solares pueden ser instalados donde se necesitan, en cada casa, negocio o escuela, utilizando un área que ya está desarrollada y permite a los usuarios individuales generar su propia energía de manera silenciosa y segura.

Capacidad en la azotea se puede agregar como más hogares o negocios se añaden a una comunidad, lo que permite que vaya creciendo paso a paso en la medida que sea necesario, sin tener que hacer grandes inversiones como ocurre a menudo con los sistemas convencionales de generación de energía a gran escala. Incluso cuando la energía fotovoltaica se compara con otras fuentes de energía renovables como la energía eólica, la energía hidráulica y la energía solar térmica, hay algunas ventajas evidentes. La necesidad de viento en primer lugar, y de poder contar con agua para activar los generadores de turbinas para producir electricidad. Turbinas y generadores tienen partes móviles que se pueden descomponer, que requieren mantenimiento y hacen ruido  cuando trabajan. Incluso la energía solar térmica necesita una turbina u otro dispositivo mecánico para cambiar la energía térmica del sol o de la tierra en energía mecánica de un generador para producir energía eléctrica. La energía fotovoltaica, por el contrario, se genera directa del sol. Los sistemas fotovoltaicos no tienen partes móviles, prácticamente no requieren mantenimiento y tienen células que duran décadas.

Hasta que la energía solar llegó, la gente que quería vivir en zonas remotas con frecuencia tenía que pagar costos altos para tener  energía electrica en su casa. Ahora, una casa a distancia puede ser prácticamente autosuficiente con energía solar. Incluso en las zonas donde las líneas de energía están cerca, la energía solar puede ser una alternativa viable a estar conectado a una compañía eléctrica. Una casa promedio tiene más del  área de techo requerida  para producir suficiente electricidad solar para abastecer todas sus necesidades de energía. Con un inversor, que convierte la corriente directa (DC) de las células solares a corriente alterna (AC), que es lo que la mayoría de los aparatos electrodomésticos utilizan, un hogar solar puede funcionar muy parecido a un hogar que está conectado a un sistema convencional de energía  eléctrica proporcionado por una compañía. También puede cargar un banco de baterías durante el día y usar esa energía para alimentar su casa por la noche.